12 ago. 2009

Mercado Central de Budapest

Los estómagos más delicados deberán abstenerse de probar la gastronomía húngara. Los puestos del Mercado Central de Budapest dan una idea de la densidad de sus caldos y salsas que, unidos a la fundamental carne, explotan en el intestino mediterráneo.

La paprika, el famoso pimentón húngaro, está presente en prácticamente todos los platos típicos. ¿Ensaladas de lechuga? No. De coles y remolacha con intenso sabor avinagrado.
El edificio de este mercado, abierto de siete de la mañana a siete de la tarde, llama la atención por las tejas de colores de decoran sus torretas exteriores (como se ve en la fotografía). La construcción data de 1896. Fue restaurado cien años más tarde.

Que nadie espere un mínimo de aire acondicionado en sus interior si viaja hasta aquí en verano, aunque vea un cartel que diga "air conditioner". Mentira cochina. Preparen abanicos y mucha mucha agua para sobrevivir al goulash y las ristras de salami.


1 ago. 2009

Nuevas pinturas rupestres en la Valltorta

Unas nuevas pinturas rupestres han sido halladas en un abrigo del barranco de la Valltorta (Castellón). Hasta ahora, en este paraje se conocían 21 abrigos con representaciones del Arte Levantino, una manifestación prehistórica que se extiende por la zona oriental de la península ibérica, desde Huesca y Lérida por el norte, hasta Murcia y Albacete por el sur.

El descubrimiento se ha realizado a partir de unas indicaciones del nieto del guarda del Pantano de la Sénia, que recordó que su abuelo le hablaba de más pinturas en los abrigos cercanos a Rossegadors. En concreto, con motivo de realizar una fotografía de la vista del abrigo en estudio se procedió a pasar al otro lado del barranco para tener una mejor perspectiva y, efectivamente, allí existían más pinturas. Imagine el lector la sorpresa de toparse con este secreto artístico escondido.

Al recién encontrado abrigo se le ha denominado Rossegadors II y se encuentra en el término de la Pobla de Benifassà, junto al Pantano de la Sénia. Contiene un conjunto de ocho figuras humanas y de animales y trazos,de estilo levantino naturalista. Se aprecia muy bien la cabeza y parte del cuerpo de un arquero llevando al hombro el arco y el manojo de flechas cogidas de la mano. También se observan diversos cuadrúpedos y representaciones de huellas una persecución de caza.

El equipo de investigación está formado por el Museo de la Valltorta y el Institut de Paleoecologia Humana i Evoluciò Social de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona.

Las pinturas rupestres que alberga la Comunitat Valenciana forman parte de un territorio más amplio, el del arco mediterráneo, que presenta una gran concentración de este tipo de arte y características comunes. Este arte fue declaro Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Las pinturas dan evidencia de vida en el Mediterráneo oriental entre el Paleolítico tardío y el Neolítico inicial a través de escenas de caza, antropomorfas, zoomorfas y macroesquemáticas.

Imagen: La pintura más conocida de la Valltorta se encuentra en la Cova dels Cavalls, donde un grupo de arqueros acechan y disparan sus flechas contra una manada de ciervos compuesta por un ciervo adulto, otro joven, cinco ciervas y dos cervatos. /Museo de la Valltorta (Tírig). GVA