8 mar. 2011

El elefante de Saramago



Salomón es el paquidermo protagonista de El viaje del elefante, una reveladora historia escrita por el Premio Novel José Saramago y publicada en 2008. El animal es acompañado durante una obligatoria peregrinación por su cornaca o cuidador, Subhro.
Dejando de lado la sinopsis, que el lector puede encontrar a golpe de Google, me gustaría destacar la maestría de Saramago y su excepcional embrujo narrativo. Durante los primeros párrafos cuesta acostumbrar la vista y el aletargado cerebro a leer en clave del portugués. Pero una vez se entrena ese rincón desconocido de nuestras neuronas, todo fluye.
El libro engrandece la nobleza del animal y, por extensión, del mundo natural frente al universo humano, siempre repleto de egoísmos, recelos e individualidades frustradas.
El texto está trabajado hasta el punto de que el lector imagina "una niebla tan espesa como un puré de patatas". También reflexiona sobre los problemas de un ciempiés entrado en años, "que cuando llega a viejo tiene necesidad de una gran cantidad de bastones".
Y como bien dice Saramago en este relato, "no hay duda de que las mejores lecciones nos llegan siempre de la gente sencilla".