20 sept. 2008

Ojos cerrados

Mientras proliferan en las pantallas spots en pro de la belleza perfecta (depilada, bronceada, impoluta, de piel suave, sin imperfecciones, maquillada, teñida, con uñas de tal forma, etc.) y de un modo de vida basado en el consumo de productos que "te hacen feliz", el gobierno considera que un anuncio de Amnistía Internacional sobre derechos humanos no es de interés público.
¿Qué es de interés público?
¿Qué es lo que el espectador quiere ver?
¿Qué debería esperar de la pequeña pantalla?
¿Qué necesita escuchar?
¿Quién ha de marcar las pautas?
¿Alquien puede fijar límites?
¿Sería lícito?

1 comentario:

Maria dijo...

¿¿¿Para que quiere el gobierno un mundo mas libre y más justo pudiendo tener todo lo contrario, es decir lo que precisamente a ellos les interesa ???